Los sorprendentes beneficios del caldo de huesos

La ciencia valida lo que nuestras abuelas sabían. El caldo de huesos caseros rico ayudan a curar los resfriados porque contiene minerales en una forma que el cuerpo puede absorber fácilmente

¿Te gustaría conseguir tu peso saludable? Déjanos ayudarte. Reserva 30 minutos de consultas y asesoramiento GRATUITO . Haz clic AQUÍ y reserva cita

Comparte este artículo
<div class="sharethis-inline-share-buttons"></div>

Muchos hablan del caldo de huesos como un súper alimento. Pero seguro que cuando te nombran la palabra caldo de huesos recuerdas la sopa que hacían las abuelas.

Y ahora que empieza a hacer frío, este alimento cae como anillo al dedo. La abuela sabía mejor…

La ciencia valida lo que nuestras abuelas sabían.

El caldo de huesos casero ayuda a curar los resfriados porque contiene minerales en una forma que el cuerpo puede absorber fácilmente, no solo calcio sino también magnesio, fósforo, silicio, azufre y minerales.

Contiene el material descompuesto del cartílago y los tendones, como sulfato de condroitina y glucosamina, que ahora se venden como suplementos para la artritis y el dolor articular.

De acuerdo con la tradición, ayuda a los niños a crecer y convertirse en hombres fuertes, facilita el parto y cura la fatiga. 

Un proverbio sudamericano dice: «El caldo de pescado curará cualquier cosa» o » El caldo de huesos resucita a los muertos». 

DESCARGA GRATIS

El plan de DIETA DE 7 DÍAS si deseas cambiar de hábitos alimenticios.

DESCARGA AHORA

El caldo y la sopa elaborados con cabezas de pescado y canales proporcionan yodo y sustancias que fortalecen la tiroides.

Al final de este artículo podrás descargar una receta para elaborar un caldo de huesos.

Reserva tu cita ahora para aprender a comer saludable para estar saludable.

El caldo de huesos es increíblemente nutritivo y aporta muchos beneficios para la salud…

Hacer una sopa de caldo de huesos de res, pescados o pollo y vegetales puede beneficiar tu piel, corazón, músculos, articulaciones y salud intestinal. Casi nada…

El caldo de huesos es una mina de oro de nutrientes

Los huesos contienen una gran cantidad de minerales y aproximadamente 17 aminoácidos diferentes, colágeno y gelatina. Aunque el contenido nutricional exacto varía en función de los huesos utilizados, el tiempo de cocción y el método, también influye.

El colágeno 

Con 28 tipos diferentes, el colágeno representa aproximadamente el 30 por ciento de la proteína en tu cuerpo. (1) Es el componente principal de los tejidos conectivos, como:

  • Cartílago
  • Ligamentos
  • Tendones
  • Hueso
  • Piel

También está presente en los vasos sanguíneos, la córnea y el cristalino del ojo.

El nombre colágeno proviene del griego «kólla», que significa «pegamento», y el sufijo «gen», que significa «producir».

De hecho,  según estos documentos el pegamento inicial se hizo de colágeno hace más de 8,000 años, probablemente hirviendo la piel y los nervios de los animales. (2)

Además de proporcionar estructura, el colágeno también juega un papel importante en el desarrollo y la regulación del tejido. (3)

La gelatina 

Cuando el colágeno se cuece a fuego lento, forma gelatina. 

Esta hidrólisis de colágeno es irreversible y da como resultado la descomposición de las fibrillas largas de proteína de colágeno en péptidos proteicos más pequeños.

Sin embargo, su composición química es muy similar a su molécula original, el colágeno.(4)

La gelatina es lo que le da al caldo de huesos su consistencia gelatinosa una vez que se ha enfriado.

Glicosaminoglicanos 

Los glicosaminoglicanos (GAG) son carbohidratos complejos que participan en muchos procesos biológicos. 

Pueden unirse a proteínas para formar proteoglicanos, que son partes integrales del tejido conjuntivo y del líquido sinovial, el lubricante que rodea la articulación.

Si el tejido conectivo, como los tendones, los ligamentos y el cartílago, aún está adherido, los huesos en caldo proporcionarán al cuerpo materia prima para la formación de piel, huesos y cartílagos, que incluyen: Sulfatos de Keratan también llamado queratosulfato, dermatán sulfatos, sulfato de condroitina y el famoso y conocido ácido hialurónico 

Reserva tu cita ahora para aprender a comer saludable para estar saludable.

La glicina 

La glicina es un aminoácido que se compone de más de 1/3 de colágeno. 

También actúa como un neurotransmisor, que se une a los receptores de glicina presentes en todo el sistema nervioso y los tejidos periféricos. (5)

La señalización a través de este receptor es particularmente importante en la mediación de la neurotransmisión inhibidora en el tronco encefálico y la médula espinal.

La prolina                                   

La prolina es un aminoácido que constituye aproximadamente el 17% de colágeno. 

La prolina aumenta significativamente la estabilidad del colágeno y es esencial para su estructura.

Aunque se pueden fabricar pequeñas cantidades de prolina en el cuerpo, la evidencia muestra que la prolina dietética es necesaria para mantener un nivel óptimo de este aminoácido en el cuerpo. (6)

La glutamina 

La glutamina es otro aminoácido importante que se encuentra en el caldo de huesos y es el aminoácido más abundante en la sangre. 

Es uno de los pocos aminoácidos que puede cruzar directamente la barrera hematoencefálica.(7)(8)

Las células epiteliales intestinales y las células inmunes activadas consumen ansiosamente la glutamina para la energía celular. (9)

La médula ósea 

Dentro de la cavidad central del hueso se encuentra la médula ósea, que consta de dos tipos: rojo y amarillo. 

Ambos tipos contienen colágeno.

La médula ósea roja es el sitio de fabricación de nuevas células inmunes y glóbulos rojos, mientras que la médula amarilla consiste en grasas saludables.(10)

Se cree que se pueden extraer importantes factores de soporte inmunológico y nutricional de la médula durante la cocción, pero la biodisponibilidad de estos factores no se ha estudiado.

Minerales

Los huesos también están llenos de una variedad de minerales, que incluyen: Calcio, magnesio, cobre, hierro, manganeso, fósforo, potasio, sodio, zinc.

Es necesario un medio ácido para extraer estos minerales de tu comida. 

Por eso cuando prepares caldo de huesos, agrega siempre vinagre (aproximadamente sobre dos cucharadas grandes) para extraer la mayor cantidad de minerales del hueso.

Reserva tu cita ahora para aprender a comer saludable para estar saludable.

Beneficios para la salud del caldo de huesos

Ya conoces los nutrientes que tienen los huesos y lo que vas a aportar a tu cuerpo cuando vayas a comer un buen plato de caldo de huesos, ahora vamos con los beneficios.

Vamos a indicar los más importantes, porque la lista es infinita:

Mejora los Huesos y articulaciones 

Debería ser bastante obvio que la mejor manera de obtener los nutrientes necesarios para construir hueso es consumir alimentos a base de huesos. 

Comer sopa de caldo de huesos proporciona toda la materia prima para la construcción de huesos saludables, que incluyen:

  • Calcio
  • Fósforo
  • Aminoácidos

Una deficiencia de estos nutrientes pueden crear en algunos casos problemas relacionados con la salud ósea. 

Por ejemplo, la osteoporosis se asocia con niveles reducidos de colágeno y calcio en los huesos.(11)

Pero aquí hay un alto.

Para mantener sus huesos sanos, necesitará los nutrientes necesarios para apoyar el proceso de construcción, como las vitaminas D, K2 y C. (Bienvenido Antiox Excellence)

Por eso, complementar calcio sin acompañar con Vitamina D y K2 mayormente no servirá de nada, quizá todo lo contrario, ya que el calcio que toma no irá a los lugares adecuados como a los huesos.

En cuanto a la salud de las articulaciones, la lubricación por GAG (Glicosaminoglicanos) es clave. 

Los GAG permiten que parte de un hueso se deslice suavemente y sin dolor sobre parte de otro.

El caldo de huesos es el alimento más poderoso, para mantener sus articulaciones saludables, aporta  GAG y colágeno en grandes cantidades.

Mejora la salud metabólica y cardiovascular 

La glicina un aminoácido particularmente abundante en la sopa de caldo de huesos, desempeña un papel en la regulación del azúcar en la sangre al controlar la gluconeogénesis, la producción de glucosa en el hígado, e incluso se ha sugerido que contrarresta algunos de los efectos negativos del consumo de fructosa en la dieta. (12)

También se ha demostrado que la glicina reduce el tamaño de los ataques cardíacos. (13)

Reserva tu cita ahora para aprender a comer saludable para estar saludable.

Mejora la salud intestinal  

Un intestino saludable contiene una capa apretada de células epiteliales, una capa de moco espeso y una colección diversa de microbios.

La disbiosis bacteriana y el adelgazamiento de esta capa de moco pueden comprometer rápidamente la integridad de la barrera epitelial y causar un intestino permeable.

En las personas con un intestino permeable, los microbios y las proteínas (como las lectinas) de la dieta pueden «filtrarse» en el torrente sanguíneo e invocar una respuesta inflamatoria del sistema inmune.

ARTÍCULO RELACIONADO: ( El pan de trigo engorda: Descubre los peligros que esconde este alimento milenario.)

Comer caldo de huesos es una forma efectiva de sanar tu intestino, es una pena que la mayoría utilice sobres prefabricados y no perder el tiempo en hacer sopa de caldo de huesos.

La gelatina absorbe agua y ayuda a mantener la capa de moco que mantiene los microbios del intestino alejados de la barrera intestinal.

Mejora la salud del cerebro

Numerosos componentes del caldo de huesos benefician al sistema nervioso. 

Las grasas saludables en el caldo de huesos, especialmente si están hechas con médula ósea, proporcionan una fuente de combustible y materia prima para tu cerebro.

Después de todo, más del 60% del cerebro humano está compuesto de grasa.(14)

ARTÍCULO RELACIONADO: ( Beneficios comprobados del Omega 3 de aceite de pescado. )

Se ha demostrado que la glicina protege contra la muerte neuronal después del accidente cerebrovascular isquémico y probablemente desempeña un papel importante en el desarrollo del cerebro en el útero y durante los primeros meses después del nacimiento.(15)

El calcio es esencial para la conducción nerviosa. 

Cuando se estimula una célula nerviosa, la afluencia de calcio desencadena la liberación de neurotransmisores, permitiendo que la señal se transmita a la siguiente célula nerviosa.

La deficiencia de calcio afecta esta transmisión y puede provocar síntomas de: Depresión, insomnio, hiperactividad.

Por último, el sulfato de condroitina desempeña un papel importante en la regeneración y la plasticidad en el sistema nervioso central, lo que significa que es esencial para el aprendizaje y la memoria.(16)

Y como no, mejora la salud de la piel 

La piel se compone de dos capas: la epidermis y la dermis. 

La epidermis, o capa superior, está hecha de queratinocitos y es en gran parte responsable de la función de barrera de la piel.

Debajo está la dermis, que es una matriz densa de colágeno y GAG que proporciona soporte estructural y nutritivo. 

La queratina, el colágeno y los GAG son abundantes en el caldo de huesos, especialmente si además añades la piel del animal en el proceso de cocción. Se ha demostrado en muchas ocasiones que el colágeno y la gelatina, que se encuentran en el caldo de huesos, pueden beneficiar la salud de su piel.

Los GAG también ofrecen beneficios adicionales para la piel. 

Se ha demostrado que el ácido hialurónico GAG promueve la proliferación de células de la piel y aumenta la presencia de ácido retinoico, que mejora la hidratación de la piel.(17)

Otros beneficios que te aporta el caldo de huesos cuando lo comes.

Ayuda en la formación de músculo y rendimiento en la desintoxicación, función hepática, salud renal, salud ocular, estado de ánimo, sueño, función inmune y digestión. 

Reserva tu cita ahora para aprender a comer saludable para estar saludable.

Caldo de hueso en las culturas ancestrales

Se dice que la sopa data de hace 20000 años.

El caldo de huesos ha sido y sigue siendo un alimento básico de muchas culturas.

Hoy en el siglo XXI sigue siendo un alimento fundamental en la dieta si quieres estar saludable…

Así que aprovecha ahora que empieza el frío para comer constantemente hasta la primavera…

Cuando te hagas tu caldo de huesos una de las cosas que recomendamos es: si el caldo está hecho de res o pollo una vez en el plato, hecha dos cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

En el caso que elijas caldo de huesos de pescado, puedes echar aceite de pescado omega 3.

¿Quieres la receta para hacer sopa de caldo de huesos?

Muy fácil, abre la ventana del chat que tienes a la derecha y escribe la palabra “sopa”  automáticamente nuestro asistente te la enviará.

Hasta pronto.

PD: No sabemos si te han convencido los beneficios, esperemos que sí, pero sería importante que esta información la transmitieras con tus seres queridos (familiares, amigos…etc.)

 

 

Referencias del artículo

 

Subscribe
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x