Los peligros ocultos de la grasa visceral

Los peligros ocultos de la grasa visceral

¿Te gustaría conseguir tu peso saludable? Déjanos ayudarte. Reserva 30 minutos de consultas y asesoramiento GRATUITO . Haz clic AQUÍ y reserva cita

Comparte este artículo
<div class="sharethis-inline-share-buttons"></div>

La grasa visceral es grasa acumulada en el interior de tu cuerpo. Se encuentra debajo de tu músculo abdominal. Es mucho más peligrosa que la grasa subcutánea porque puede rodear órganos vitales como el hígado, el páncreas y el corazón.

Comúnmente la grasa visceral, se le conoce como tripa cervecera. No es necesario estar obeso para tener grasa visceral acumulada en los órganos.

(1)(2)(3) A lo largo de este artículo te contaremos como puedes conocer si estás en riesgo a través de un sencillo ejercicio desde tu casa. La grasa visceral está directamente relacionada con enfermedades del corazón, diabetes tipo 2, derrames cerebrales y otras enfermedades crónicas (4)(5)(6).

La grasa visceral acumulada es peligrosa porque produce moléculas inflamatorias en el cuerpo que pueden desencadenar en multitud de enfermedades sistémicas. 

  • “Las interrupciones en los niveles hipotalámico e hipofisario que causan la interrupción del cortisol pueden ser causadas por la obesidad (a través del fenómeno inflamatorio de la grasa visceral), diabetes, depresión, estrés, trastorno de estrés postraumático (TEPT) y otras afecciones”. (William Davis, cardiólogo estadounidense)

No toda la grasa corporal es perjudicial

Podrás pensar que toda la grasa corporal es mala y perjudicial. En realidad, las células grasas son una parte activa e inteligente del cuerpo que producen hormonas que afectan al cerebro, hígado, sistema inmunitario y a la fertilidad.

Las investigaciones indican que la grasa subcutánea que se encuentra justo debajo de la piel es diferente de la grasa visceral. Se ha descubierto que la grasa subcutánea en realidad puede mejorar el metabolismo de la glucosa y comunicarse con los órganos para provocar efectos beneficiosos.

La leptina. La hormona de la saciedad 

Esta hormona debe indicarnos que dejemos de comer después de una comida. La mayoría de las personas no saben que la leptina juega un papel enorme en el desarrollo de la obesidad.

Es una hormona que produce el cuerpo y que es tan importante como la insulina para determinar el riesgo de diabetes tipo 2 y otras enfermedades graves.

De hecho, los niveles altos de azúcar en la sangre también resultan niveles altos de insulina. Eso crea un círculo vicioso constante, de picos de azúcar e insulina, conduciendo a una acumulación de grasa visceral.

La resistencia a la leptina causa un aumento en la grasa visceral que produce el cuerpo porque, en estos casos, esta hormona no indica que se está saciado ni cuando hay que dejar de comer.

  • Para no ser resistente a la leptina, hay que evitar una dieta rica en azúcares y cereales (estos se convierten en azúcar en el torrente sanguíneo una vez se metabolizan).

ARTÍCULO RELACIONADO: (El pan de trigo: Descubre los peligros que esconde este alimento milenario)

Si tu dieta es rica en azúcares o alimentos hechos con cereal, tener estos hábitos de manera constante, causa un aumento de la hormona leptina y tu cuerpo puede volverse resistente a la hormona igual que se vuelve resistente a la insulina.

Cuando eres resistente a la leptina, el cuerpo ya no oye sus propias señales que le indican dejar de comer, quemar grasa o dejar de consumir alimentos azucarados.

¿El resultado? Nos quedamos con hambre, tenemos ansiedad por alimentos dulces y el cuerpo se convierte en una máquina para almacenar grasa.

Cuando un cuerpo almacena de manera rutinaria esta cantidad excesiva de grasa visceral, aumenta el riesgo de presión arterial alta, colesterol alto, enfermedad vascular, arterioesclerosis (endurecimiento de las arterias) y un aumento del grosor en las paredes del corazón (7)(8). 

¿Cómo medir el riesgo al que estamos expuestos por acumulación de grasa visceral?

Una simple cinta métrica similar a la de una costurera, puede ayudarnos a determinar el riesgo.

Las investigaciones han demostrado que medir el tamaño de la cintura es una de las mejores formas para predecir posibles riesgos.

Así que puedes coger una cinta métrica, y calcular la distancia poniendo la cinta métrica justo encima del ombligo.

Estas son las referencias de medición en cm:

  • Se considera obesidad abdominal en perímetros mayores a 88 cm en mujeres y 102 cm en hombres.
  • Existe riesgo de padecer enfermedades asociadas a partir de los 82 cm de abdomen en mujeres y 94 cm en hombres.

Si tienes grasa visceral ¿Cómo puedes eliminarla?

Lo más responsable, es ponerte en manos de un profesional de la nutrición para que te indique los pasos a seguir. Sin embargo, si quieres hacerlo por tu cuenta, lo primero que debes hacer es eliminar los  azúcares o alimentos una vez que se metabolicen se conviertan en azúcar.

Los alimentos que se convierten en azúcar una vez se metabolizan son, principalmente, todos aquellos que contienen almidón, como los cereales o la patata. 

Haz ejercicio regularmente 

El mejor ejercicio que puedes hacer es andar a paso ligero, es la mejor forma de eliminar grasa acumulada, andar de manera regular durante 40-60 minutos al día.

CONCLUSIÓN: Como habrás podido leer en este artículo, la grasa visceral es peligrosa para la salud y debes evitar acumular. Mantener hábitos nutricionales saludables, es la mejor forma que tienes para evitar acumular grasa visceral y minimizar riesgos. 

Por eso conocer los alimentos que debes comer y como, es fundamental para llevar a cabo una planificación nutricional. Haz clic aquí para reservar tu consulta nutricional gratuita.

Hasta pronto.

PD: Si crees que este artículo te ha ayudado, compártelo con tus amigos o familiares a través de las redes sociales. Si quieren llevar una alimentación saludable, seguro que te lo agradecerá.

 

Subscribe
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Icono cerrar

SOLICITA TU ESTUDIO NUTRICIONAL GRATUITO

Conoce tu estado saludable y parámetros importantes