¿El aceite de coco es “puro veneno”?

Dietaryplus, el aceite de coco

¿Te gustaría conseguir tu peso saludable? Déjanos ayudarte. Reserva 30 minutos de consultas y asesoramiento GRATUITO . Haz clic AQUÍ y reserva cita

Comparte este artículo
<div class="sharethis-inline-share-buttons"></div>

Últimamente parece que el aceite de coco ha recibido muchas críticas, sin embargo, en este artículo vamos a explicar cuáles son los beneficios saludables de este aceite, que son muchos.

A nivel nutricional, el aceite de coco, aporta varios beneficios para la salud, como una mejor función cerebral, actividad microbicida, estimula el metabolismo corporal, ayuda a eliminar grasa corporal o mejora la salud bucal…etc.

El aceite de coco es una de las mayores fuentes de grasas saturadas, aunque alguna vez se pensó que la grasa saturada era la principal causa de las enfermedades cardíacas, ahora se sabe que no solo es beneficiosa sino vital para tener una buena salud.

¡El coco contiene la
sustancia más saludable de la tierra!

No es ningún secreto que amamantar es lo mejor que una madre puede hacer para estimular el sistema inmunológico de su hijo cuando es recién nacido. Lo que hace que la leche materna sea tan saludable, es que contiene altas cantidades de ácido láurico.

Descartando la leche materna, solo hay tres fuentes alimenticias de ácido láurico, ¡y el aceite de coco es el más concentrado de los tres!

DESCARGA GRATIS

El plan de DIETA DE 7 DÍAS si deseas cambiar de hábitos alimenticios.

DESCARGA AHORA

El aceite de coco tiene triglicéridos de cadena media (MCT)

Dos terceras partes del coco está compuesta de ácidos grasos MCT o triglicéridos de cadena media (1). La reducción de la longitud de la cadena también significa que los MCT son absorbidos más rápidamente por el cuerpo y se metabolizan (queman) más rápidamente como combustible.

Si quieres entender las grasas, lee este artículo.

El resultado de esta conversión metabólica acelerada es que en lugar de almacenarse como grasa, las calorías contenidas en los MCT se convierten de manera muy eficiente en combustible para su uso inmediato por órganos y músculos.

Otra particularidad de este tipo singular de ácidos grasos es que suprimen con bastante facilidad el apetito, de este modo comes menos cantidad de comida y evitas los antojos.

Protector del cerebro.

La enfermedad de Alzheimer (2) puede causar un bajo metabolismo energético del cerebro y deteriorar la función neuronal, esto conduce a una menor demanda de glucosa, el metabolismo cerebral de la glucosa parece sufrir ya que las mitocondrias son menos capaces de absorber y usar la glucosa. Las cetonas del ácido caprílico (ácido que se encuentra principalmente en el aceite de coco) pueden actuar como un sustituto de la glucosa.

Estas cetonas ofrecen el combustible simple necesario para las mitocondrias disfuncionales en las células cerebrales para usar como energía. Pruebas hechas en ratones, el ácido caprílico puede cruzar la barrera hematoencefálica y tiene  efectos anticonvulsivos y neuroprotectores.

¿Cómo sucede esto?

El cerebro tiene sus propios mecanismos para crear su propia insulina (3), pero cuando esta disminuye, tu cerebro ya que no obtiene la energía proveniente de la glucosa que necesita para funcionar normalmente. Esto es lo que sucede con las personas de Alzheimer. Partes de tu cerebro comienzan a atrofiarse, causando una alteración en el funcionamiento y eventualmente pérdida de la memoria o habla.

Afortunadamente, tu cerebro es capaz de utilizar otro tipo de suministro de energía, de hecho es su preferida y aquí es en donde entra en escena el aceite de coco.

La sustancia en cuestión son cuerpos cetónicos y el aceite de coco tiene cerca del 70% en ácidos MCT.

Mata las bacterias.

El ácido caprílico del aceite de coco, puede inactivar bacterias al crear un ambiente ácido o por un impacto directo en la expresión de factores de virulencia como explica este estudio (4). Mata virus y bacterias al causar la desintegración de sus envolturas celulares.

Según una investigación del departamento de ciencia animal (5), otro método es que los ácidos grasos de cadena corta y media se difunden en las paredes de las células bacterianas en su forma no disociada y se disocian dentro de las bacterias, provocando que las bacterias se vuelvan ácidas.

Mejora la salud bucal.

Los animales tratados con ácido caprílico habían suprimido el crecimiento de hongos en la superficie de la lengua. Esto sugiere que tiene potencial para apoyar el tratamiento anti-Cándida. Entra en la célula microbiana a través de la membrana plasmática y afecta la función biológica del hongo cándida. Incluso en bajas concentraciones, el ácido caprílico puede prevenir infecciones orales (6).

Protege el corazón.

A pesar de muchas informaciones que hayas podido leer sobre las grasas y la enfermedad del corazón, el aceite de coco puede ofrecer protección contra la enfermedad cardíaca.  De hecho, las grasas saturadas elevan el colesterol HDL (bueno), mientras transforman su LDL. De acuerdo con este estudio (7).

También puede mejorar la circulación sanguínea.

Alivia los síntomas de la enfermedad de Crohn.

La enfermedad de Crohn es una enfermedad inflamatoria del intestino que causa la inflamación del revestimiento del tracto digestivo, lo que puede provocar dolor abdominal, diarrea severa, fatiga, pérdida de peso y desnutrición.

La IL-8 (el gen de la interleucina-8) juega un papel importante en la enfermedad inflamatoria intestinal y se produce en áreas con signos de actividad inflamatoria y destrucción de la mucosa según este estudio (8). El ácido caprílico suprime la secreción de IL-8 (9) por las células Caco-2.

Como has leído, el aceite de coco te aporta muchos beneficios, además de múltiples usos, como mejorar el brillo de tu cabello, limpiador facial, hidratante para el cuerpo e incluso como repelente de insectos.

Cómelo, úselo para cocinar, es saciante y un excelente aceite de cocina, además mejora la cognición en personas con deterioro cognitivo y demencia.

Eso si, si lo vas a consumir que sea aceite de coco virgen extra orgánico prensado en frío.

En definitiva, el aceite de coco no es ningún veneno.

Hasta pronto.

PD: El kéfir y el yogur son alimentos que ayudan a equilibrar la flora intestinal ya que están llenos de bacterias buenas, sin embargo, si eres intolerante a las proteínas lácteas, estos alimentos no funcionarán para ti. Una alternativa muy interesante es el agua fermentada de coco o el yogur de coco fermentado natural.

 

REFERENCIAS

Referencias del artículo
  1. https://nutritionreview.org/2013/04/medium-chain-triglycerides-mcts/
  2. http://coconutresearchcenter.org/wp-content/uploads/2015/11/Fernando_et-al_2015.pdf
  3. https://www.medicalnewstoday.com/releases/20838.php
  4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3708349/
  5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16162522
  6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23257726
  7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2824152/
  8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8178948
  9. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1573354/
Descarga de responsabilidad

Todo el contenido expuesto en este artículo, es únicamente informativo, no sustituye el criterio de su médico o cualquier profesional de la salud.

De hecho recomendamos consultar con un profesional de la salud antes de comenzar cualquier método de pérdida de peso.

 

Photo de Comida creado por freepik

Subscribe
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Icono cerrar

SOLICITA TU ESTUDIO NUTRICIONAL GRATUITO

Conoce tu estado saludable y parámetros importantes